cena-de-misterio

Llegan las temidas cenas de Navidad, con los compañeros, con la familia, en fin, la cena de todos los años. Un acontecimiento sin igual que nos depara celebrar la salud de todos y disfrutar juntos de una velada en buena compañía.

Muchas empresas organizan cenas de Navidad originales para este año, entre las cuáles nos podemos encontrar cenas donde cada uno de los asistentes es un personaje en una intrigante historia de misterio.

O como alguna de éstas empresas denominan Cluedo En Vivo. Un divertido juego para empresas y grupos donde se mezcla el juego, la perspicacia y sobre todo la diversión.

Una oferta especial para estas fechas donde la poca originalidad tiene la supremacía, y que mejor que organizar una cena de misterio diferente a la vez que divertida donde todos somos protagonistas dentro de la propia historia.

Relatos misteriosos donde podremos interpretar y guardar oscuros secretos de cada personaje con la intención de que no nos descubran en el caso de que nos toque ser los asesinos del juego.

cena-tematica

El silencio, las miradas huidizas, las contestaciones oscuras, los gestos inequívocos serán la clave para desenmascarar a los verdaderos asesinos. Por que se trata de un juego si, pero hay un asesino.

En este tipo de cena además de ser los propios protagonistas, otorgándose un papel a cada miembro, se disfruta del encanto de tratar con auténticos actores que desempeñan sus funciones en un ambiente de humor y misterio sin igual.

Son cada vez mas las empresas que requieren de servicios de cena originales para sorprender a sus empleados en un día tan especial. Los empleados no pueden quedar mas satisfechos.

cena-misterioA la vez que disfrutan de una rica cena, se divierten y sospechan unos de otros como si se tratara de un auténtico escenario del crimen donde los sospechosos comparten mesa.

Pero tranquilos las sospechas se vuelven risas cuando todo se descubre, ¿o no?.

Es la magia de este tipo de cenas de misterio para grupos, una novedosa idea para estas Navidades con las cuáles sorprenderemos a nuestros invitados con una velada original donde las haya, y claro, con alguna que otra muerte.